Comentarios desactivados

Utiliza un comparador de hipotecas antes de firmar un prestamo

2017
11.07

comparador hipotecasPara evitarnos desazones cuando así sea demasiado tarde, ya antes de solicitar un préstamo no está de sobra detenernos a estudiar una serie de aspectos de doble filo que pueden hacernos cambiar de parecer.

 Los préstamos al 0 por ciento pueden ser carísimos

Con titulares como “Logre un préstamo al 0 por ciento ” las empresas llaman nuestra atención y hacen que nos preguntemos de qué forma una entidad consigue conseguir beneficio sin cobrar intereses. La verdad, evidentemente, -salvo alguna salvedad como la financiación que ofrecen ciertas grandes superficies- es que sí cobran por dejarnos el dinero y pueden ser cantidades muy elevadas.

Más lo realizan a través de otro tipo de comisiones o bien penalizaciones que dejan al prestador lograr beneficios. Eso hace que un préstamo al 0 por ciento TIN pueda ser más costoso que uno al siete por ciento sin comisiones. Por lo tanto, ya antes de solicitar el dinero deberemos consultar un comparador hipotecas, tenemos que poner atención en los intereses y las comisiones que pagaremos. Los más usuales son los siguientes.

- Tipo de Interés Nominal: Es el costo que pagamos por que la entidad nos deje el dinero, un porcentaje sobre la cantidad que recibimos. El Tipo de Interés Nominal, no nos da información para cotejar un préstamo con otro, debido a los gastos asociados y las comisiones que incluye la entidad.
- Comisión de estudio: La empresa que presta el dinero puede solicitar una cantidad (acostumbra a ser un porcentaje) por las gestiones que efectúa en el momento de estudiar aspectos como la solvencia del usuario o bien la aptitud de la operación. Debemos saber, que si por último no nos conceden el préstamo, no nos pueden cobrar esta comisión, mas sí otros gastos asociados (si ha debido abonar a otras empresas), si bien esto solo caso de que lo haya pactado anteriormente con el usuario.
- Comisión de apertura: Es la cantidad que se paga a la entidad por la formalización y puesta a la predisposición del usuario del capital prestado. Asimismo acostumbra a ser un porcentaje y se paga cuando se firma la operación.
- Comisión por modificación de condiciones o bien por cambio de garantías: Si el cliente del servicio pide alterar alguna característica del préstamo, la entidad de finanzas le puede solicitar una comisión por los trámites que debe efectuar para cambiar el contenido del contrato o bien examinar los nuevos peligros que suponen para el banco estas modificaciones.
- Comisión por cancelación o bien reembolso anticipado: El banco deja de conseguir dinero, si un usuario le devuelve de forma adelantada parte del capital o bien si le paga todo cuanto debe y da por finalizado el contrato. De ahí que incluye comisiones que penalizan esta práctica.
- Otras comisiones: Además de esto, hay que saber si la concesión del préstamo lleva aparejada la contratación de otros productos que puedan encarecerlo, como una cuenta bancaria con comisiones, un seguro de protección de pagos…

comparador hipotecas

La clave se encuentra en la TAE

La Tasa Anual Equivalente (TAE) es el indicador más útil en el momento de saber lo que verdaderamente pagaremos por el dinero que nos conceden, puesto que abarca tanto el interés que aplica la entidad como las comisiones y otros gastos asociados dependiendo del tiempo en que se realicen los pagos. Define de forma clara y completa el costo del crédito, según ferco gestion.
La TAE ha de estar incluida en toda la publicidad que haga la entidad sobre el producto y asimismo en la información precontractual, en las ofertas vinculantes y en el propio contrato. Si tuviésemos que sumar el interés, las comisiones y otros los gastos asociados y calcularlo dependiendo de la duración del préstamo, sería más difícil conocer lo que verdaderamente pagaremos por el dinero que recibimos.

Tags:

Comments are closed.