Posts Tagged ‘psicolegs’

Comentarios desactivados en El miedo y los consejos de los psicologos

El miedo y los consejos de los psicologos


2014
06.19

Cuando le entre algún miedo y le comience a subir la adrenalina, lo que debe hacer es pensar, acordándose respirar de esta forma:  Inhale y exhale el aire diez veces tranquilamente, por la nariz, llenando su abdomen (la barriga) cuando toma aire y aplastando la barriga cuando suelte el aire. Recordando y pensando que el miedo lo ayuda.

El miedo es como una luz que se enciende en el salpicadero del coche que indica, por ejemplo, que hay poco combustible en el depósito. Todos conocemos que el problema no es la luz roja, sino que esa luz es un aliado extraordinario que nos informa que no hay casi combustible y precisamos solucionar ese problema. Entonces, si sabemos la indicación de esa señal, cuando la luz roja se enciende, agradeceremos el informe que nos da y trataremos de resolver la situación que nos muestra: detenemos el coche en la primera gasolinera y cargamos. Aprovechamos la luz roja; no la acusamos ni la rompemos ni la convertimos en el problema, sino que la usamos para resolver el problema. Que pasaría si alguien dijera cuando se enciende la luz: ‘Estoy hasta el gorro de la lucecita roja, que se esta encendiendo de vez en cuando y no me deja conducir relajado!… No me dejaré dominar por ella!

Naturalmente, se nos quedaría el coche parado a mitad de camino por falta de combustible. Y aunque este es un ejemplo risueño por lo absurdo, es lo que a menudo hacemos con el miedo en el nivel psicológico.

La pregunta que surge a partir de esta observación es: ¿por qué actuamos así? Los psicolegs dicen, que no se nos ha explicado, y hemos aprendido, qué la particular carencia señala la luz roja del salpicadero, y qué si sabemos que hacer para resolverla. Pero en el plano psicológico, en cambio, no sabemos qué hacer con el miedo. No entendemos qué carencia apunta ni siquiera qué hacer para asistirla. Es preciso, hacer un aprendizaje con el fin de aprovechar la emoción de miedo, de la misma manera que lo hacemos con la luz roja del salpicadero.

Fuente: http://www.red-psi.org/psicologos/barcelona2.phppsicologos