Comentarios desactivados en El PhotoShop de un fotografo de bodas en Barcelona

El PhotoShop de un fotografo de bodas en Barcelona

2018
05.12

fotografo de bodas en Barcelona

Y ¿de qué forma luchan los profesionales dada esta situación? Algunos se lo toman con buen humor, pues muchos invitados de bodas le intentan corregir o bien señalar de qué manera efectuar mejor las fotografías. Mas lo complicado está en esa competencia infiel, de apasionados que efectúan documentales sin cotizar, todo en B, sin seguridad y, lo que es más grave, tirando los costos desacreditando a los profesionales.

Es algo que siempre y en toda circunstancia ha existido en el trabajo de un fotografo de bodas en Barcelona y va a existir…Sin embargo es algo con lo que ya cuentas el día de el casamiento. De ahí que las fotografías del fotógrafo profesional contratado deben aportar ese “plus” que ningún invitado puede dar o bien aun integrar a esos cuñados con réflex en el casamiento, puesto que forman parte de ella.

El estilo personal: la auténtica diferencia del fotógrafo de bodas

Y sobre de qué forma distinguirse de los apasionados o bien del resto de la competencia, diremos que no se trata de buscar fuera sino más bien dentro, la única forma de distinguirse es hacer un trabajo más personal, si buscas fuera siempre y en todo momento vas a ser una mala copia de alguien, si buscas dentro siempre y en toda circunstancia puedes ser la mejor versión de ti. Hacer lo que amas y no tanto lo que se lleva, es lo que te da alas para entregarte con más pasión y entregar más de ti e involuntariamente, eso hace la diferencia.

Otra forma de distinguirse es trabajar en equipo, ir dos fotógrafos al casamiento. Tratar de buscar perspectivas diferentes y de contar una historia donde aparezcan todos o bien prácticamente todos sus protagonistas. A veces se precisa esa ayuda extra para poder efectuar fotografías artísticas, donde prima más la composición y la luz que el instante. Llevar una sola cámara (evidentemente con otra de respuesto) y dos objetivos de focal fija que iremos cambiando dependiendo de la escena. Trataremos de ir lo más ligeros posibles, así nos concentramos en ver “el instante” y al unísono parecer prácticamente un invitado más del casamiento. Muchas veces los novios no saben donde está el fotógrafo, de esta forma se logran fotografías espontáneas.

Existen fotógrafos de bodas y después, gente que hace fotografías en bodas. Hay que distinguirlos.

Tags:

Comments are closed.