El mercado de segunda mano del mueble

segunda mano
La venta de muebles, se ha caracterizado por ser bastante voluminosa, esto es debido al gran surtido del producto y las interminables posibilidades de elección, que nos presentan las tiendas de muebles; no solo encontraremos estilos o piezas de época, sino que podemos decidirnos por la compra de muebles de segunda mano, cuando el dinero disponible no es sustancioso.

Sobre todo tenemos que definir, qué son los muebles de segunda mano; muchos de nosotros los conocemos como “muebles usados o de ocasión”, puesto que esta denominación también es correcta; pero no diremos que sea la única; estas piezas no sólo encierran por su carácter, el haber sido utilizadas.

Se conoce con el nombre de muebles de segunda mano además, a aquellos artículos que tienen algún defecto menor, pero que restan su valor, debido a que no están construidos a la perfección como los originales; no es de extrañar observar como existen tiendas que ofertan mobiliario nuevo a muy bajo precio, cuando las visitamos para saber cuál es el truco, nos percibimos de que el artículo tiene una pequeña raya o algo en mal estado, pero el precio sigue siendo interesante.

El mercado de compra- venta de mobiliario de segunda mano, en principio es un mercado de mucho interés; no es muy distinto al de los electrodomésticos, quizás lo más sobresaliente sea que en alguna ocasión, mientras los aparatos electrónicos pierden valor por su uso, algunos de los muebles de calidad, incrementan su precio en relación a su antigüedad. En el mercado de este tipo de mobiliario contamos con los sofás; comedores, armarios, librerías, en principio los sofás y las cómodas, son los artículos de segunda mano más adquiridos por los consumidores; en una de las encuestas, se preguntó a varias personas el por qué de la compra de muebles de segunda mano.

En el instante que nosotros queramos vender una pieza que ya no nos sirva, es recomendable primero consultar con un profesional de muebles, para que nos oriente en un precio estimativo del bien; una vez así, podremos llevarlo donde decidamos para su posterior venta.

Fuente: Vacia tu casa