Comentarios desactivados en El encanto de Marruecos se llama Fez

El encanto de Marruecos se llama Fez

2014
10.18

Andar por esos laberintos de calles en Fez, te lleva en la imaginación a mundos pasados, en los que alfareros, forjadores y artesanos se mezclan con el visitante extranjero, que no deja de estar sorprendido observando sus gentes y oliendo el ambiente de los múltiples aromas que inundan la atmósfera de esta metrópoli del pasado.

La ciudad nueva, fue fundada por los franceses en 1920, pero no posee interés para el turista, Ffezez el Bali (“la vieja”) y Fez el Jedid o Fez la Nueva, una prolongación de la metrópoli anterior, surgida en la dinastía de los Benimerines durante el siglo XIII. Pero es, sin lugar a duda, el laberinto medieval con más de 9.400 calles, que comprende Fez el Bali lo más atractivo de Fez.

Los diferentes gremios profesionales de Marruecos que coexisten allí, se distribuyen en diferentes barrios dependiendo de la especialidad que ejercitan, se encuentran el barrio de los artesanos, el de los alfareros, forjadores, sastres… Perderte por el zoco de Fez, se traduce en todo un placer para los sentidos, si te dejas arrastrar por el instinto y el olfato.

Las calles, sinuosas y bastante estrechas, con las casas muy altas, dejan poco paso a los rayos de sol, proyectando unos juegos de luces y sombras enigmáticas y con misterio; algo que te aumenta la sensación de estar en otro mundo. Espejos, perfumes, palomas, platería, oro, babuchas, chilabas, tambores, verduras, frutas, alfarería, cerámica, hierbas (es legal), especias, fotos del rey, cereales, cristalerías y todo lo que puedas imaginar, todo todo, lo tienes aquí. El constante movimiento de los burros, cargados con mercancías de distintas procedencias, te lleva a un mundo de sueños roto nada más por el grito de “barak”, con el que el conductor del animal da aviso a los peatones del paso del asno.

 

Fuente: Desertline

Tags:

Comments are closed.